En el centro de la comarca del Ripollès entre ríos, valles y montañas se alza esplendoroso el antiguo Castillo de Llaés. Un lugar único de belleza excepcional donde reina la más absoluta tranquilidad en medio de una exuberante naturaleza.

El Castillo de Llaés es un castillo del siglo X, Bien Cultural de Interés Nacional y Patrimonio Histórico Protegido, reformado como casa rural. Se trata de un proyecto de reforma y mejora constante.

Actualmente la fortificación conserva la fisonomía de castillo, la torre de homenaje, el patio de armas, y el recinto religioso con una zona ajardinada, el pequeño cementerio, y la iglesia de San Bartolomé, de marcado estilo románico.
El Castillo está reformado plenamente para el confort que requieren las instalaciones destinadas al turismo rural, con una capacidad de hasta 16 personas, conservando las principales y últimas segmentaciones del último uso del castillo: Rectoría y escuelas del municipio.

La Torre (10 personas):
La antigua Torre del homenaje, se distribuye a partir de un recibidor distribuidor con un antiguo pozo, que da paso a el conjunto de todo este apartamento diferenciado, con 5 dormitorios (4 con cama de matrimonio, 1 con dos camas individuales), 3 baños completos, 2 salas de estar y una cocina equipada con una terraza con maravillosas vistas a la inmensidad de la naturaleza.
Las Escuelas (6 personas):
Las antiguas escuelas están distribuidas en dos apartados bien diferenciados, uno donde se distribuyen 3 dormitorios (1 con cama de matrimonio, 2 con dos camas individuales) y un baño, y el otro con una sala de estar con chimenea y con cocina anexa totalmente equipada.